Ven

Mateo 14, 22-33 Después de la multiplicación de los panes, Jesús obligó a los discípulos que subieran a la barca y pasaran antes que Él a la otra orilla, mientras Él despedía a la multitud. Después, subió a la montaña para orar a solas. y al atardecer, todavía estaba allí, solo. La barca ya estaba Sigue leyendo Ven

Tu voto: